Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
Las mejores producciones y los realities del momento, las noticias del entretenimiento nacional e internacional están aquí para ti.
¡Suscríbete!
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Electricidad, hielo y calor usaban para ‘curar’ a Sam Brinton de la homosexualidad

Este método de tortura es conocido como terapia de conversión. Brinton en lo que se ha convertido es en la voz de muchos que no se atreven a salir del clóset por miedo a vivir el infierno que a él le tocó.

“Mandaban electricidad a mi cuerpo y me mostraban pornografía gay para que las asociara con el dolor que estaba sintiendo. Como era niño, gritaba de dolor rogándoles que se detuvieran, pero ellos (sus padres y terapeutas) no se detenían”.

Brinton no culpa del todo a sus padres. Asegura que hay una industria millonaria detrás de las terapias de conversión que se está lucrando de homofobia, el dolor de padres y niños y de la ignorancia.

Tuvo varios intentos de suicidio, pero decidió cambiar su destino y hoy trabaja para el Trevor Project, una línea de apoyo para niños y jóvenes como él que por la homofobia contemplan quitarse la vida.

¿Cómo un indígena kogui se vuelve cristiano? A Julio Teherán ni bolsitas de agua le permitían tirar sus papás

Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO