Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
¿Quieres saber más de las producciones de Caracol TV? Activa las notificaciones y recibirás información al instante.
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

El día que Enrique Parejo burló la sentencia de muerte de Pablo Escobar

13 de enero de 1987, a las 11:25 a.m., llegó la mafia hasta Budapest, Hungría, cuando un sicario de Pablo Escobar tenía como misión acabar con la vida del exministro de Justicia y embajador de Colombia en ese país para la época.

Una de las balas le atravesó el antebrazo derecho y se alojó en el paladar. Otra lo hirió a la altura de la nuca y el proyectil alcanzó a herirlo en el temporal izquierdo. El cuarto disparo se detuvo milagrosamente cerca de las vértebras cervicales. El último tiro lo lesionó en una de sus manos.

“Abrí la puerta del garaje y salí cuando vi a una persona que subía con un abrigo pesado, bufanda y un pasamontañas. Me preguntó: ‘¿usted es Enrique Parejo?’ y alcancé a contestar cuando ya tenía la pistola a 30 centímetros de mi rostro”, narra detalladamente el exministro Parejo González.

Enrique Parejo nunca pudo identificar al sicario que envió Pablo Escobar.

Así dragones en el Bajo Cauca antioqueño arrancan oro a mordiscos del río Nechí “Esa cámara en la Guerra de Corea para mí fue como un fusil”: veterano colombiano

Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión