Se encuentra usted aquí

Lindsay Lohan sigue esperando una disculpa luego de los altercados violentos con su pareja

La actriz ha demandado en Instagram una disculpa por parte de su exprometido después de que su relación llegara a su fin tras protagonizar varios escándalos.

Lindsay Lohan sigue esperando una disculpa luego de los altercados violentos con su pareja

Foto: AFP

Foto: AFP

Aunque ha pasado más de un mes desde que la actriz Lindsay Lohan y el millonario ruso Egor Tarabasov pusieran fin a su compromiso después de descubrirse las supuestas infidelidades del magnate y protagonizar varios altercados violentos, la intérprete sigue esperando una disculpa por parte de su expareja, que no parece haber tenido la deferencia de comunicarse con la joven en todo este tiempo.

Lindsay ha utilizado su perfil de Instagram para publicar una antigua foto suya y pedir consejo a sus seguidores sobre si debería cambiar su color de pelo, aprovechando de paso para confirmar con uno de los hashtag con los que acompañó la publicación que sigue soltera y sin compromiso, a pesar de que en las últimas semanas se había especulado con la posibilidad de que hubiera decidido darle una nueva oportunidad a Egor tras ser vista luciendo todavía el anillo de compromiso que esté le regaló.

"¿Quizás debería volver al rubio? #sinnovio #sigonecesitandounlosiento (sic)", escribía la actriz junto a la imagen, en la que aparece luciendo una larga melena platino.

Instagram photo by Lindsay Lohan

La expareja concluyó su relación el pasado mes de julio debido a la actitud violenta del millonario, que llegó a aterrorizar a Lindsay.

"Me he dado cuenta de que no se puede continuar en una relación solo por amor. Ninguna mujer puede ser agredida y permanecer con esa persona si esta no está preparada para pedir perdón", confesaba la intérprete al periódico The Daily Mail después de que salieran a la luz unas imágenes en las que Egor aparecía aparentemente agrediendo a la intérprete durante sus vacaciones en Miconos, después de que ambos mantuvieran una acalorada discusión durante la que Lindsay lanzó el teléfono móvil del ruso por la ventanilla del todoterreno en el que viajaban, provocando que este perdiera el control.

"Egor bebió mucho y se volvió loco", reconocía la actriz al mismo periódico.

La desagradable escena volvió a repetirse pocas semanas después, esta vez en la casa que ambos compartían en la capital británica, donde protagonizaron un altercado en el que tuvo que intervenir la policía ante los gritos desconsolados de la intérprete afirmando que su entonces novio había intentado matarla, que alertaron a los vecinos.

"Por favor, por favor. Me ha estrangulado, casi me mata", gritaba la intérprete durante la pelea, tal y como se escuche el vídeo grabado por uno de sus vecinos.

Tras ese último episodio de su turbulenta relación, Lindsay decidió que había llegado el momento de seguir caminos separados, aunque no cerraba la puerta a una posible reconciliación.

"Necesito un cierre. Me he enamorado de él, pero ha roto mi confianza y me ha hecho sentir insegura. Sé que no soy un ángel, pero he intentado arreglar las cosas. Ahora está en sus manos", comentaba al citado medio.

Publicidad