Se encuentra usted aquí

Lindsay Lohan habría encontrado por fin a su ‘principe azul’

La actriz estaría dispuesta a iniciar un romance con el dueño del restaurante donde protagonizó un impactante altercado con su exprometido Egor Tarabasov.

Lindsay Lohan habría encontrado por fin a su ‘principe azul’

Tras su mediática separación del joven millonario ruso Egor Tarabasov, la actriz Lindsay Lohan habría puesto ahora sus ojos en el dueño del restaurante griego que vio a la entonces pareja protagonizar una sonado enfrentamiento a finales del mes de junio, al percatarse de que la pelea podría haber tenido un desenlace mucho más dramático si este no hubiera intervenido para separarlos.

"Lindsay conoció a Dennis Papageorgiou durante la fiesta que organizaron en Grecia para celebrar su 30 cumpleaños. Evidentemente, en esos momentos Lindsay estaba muy enamorada de Egor y no tenía ojos para nadie más. Pero desde que Egor empezó a mostrarse tal y como es, Lindsay se ha dado cuenta de que sin Dennis la situación podría haber acabado mucho peor, y desde entonces se refiere a él como el hombre que la salvó", reveló una fuente al diario The Sun.

Según el mismo informante, el citado Dennis habría incluso puesto fin a la relación sentimental que mantenía con su novia de toda la vida para dar una oportunidad al estrecho vínculo que ha venido cultivando con la polémica intérprete.

"Lo cierto es que las circunstancias no podrían haber sido más extrañas, pero lo importante es que tuvieron la oportunidad de conocerse y ahora se lo están tomando muy en serio. Dennis lo ha dejado con Noelle para poder centrarse en Lindsay y ella cree que él es el chico adecuado con el que vivir un romance mucho más saludable", aseguró el confidente.

Además del incidente que Lindsay y Egor provocaron en el citado local hace ya tres meses, cuando ambos forcejearon por culpa de un teléfono móvil que ella acabó lanzando al mar, la estrella de cine acusa a su ya exprometido de haberle agredido física y psicológicamente en varias ocasiones. De hecho, el pasado mes de julio Lindsay despertó a buena parte de los vecinos del barrio de Knightsbridge (Londres) cuando apareció en el balcón de su vivienda gritando a plena voz que Egor había intentado estrangularla.

 

Publicidad