Se encuentra usted aquí

"Veneración" y "miedo" a famosos de la BBC permitieron abusos sexuales de Savile

La veneración y el miedo que inspiraban los presentadores famosos de la BBC facilitó los abusos sexuales, muchos a menores, cometidos por su estrella Jimmy Savile, que eran conocidos por "responsables de nivel medio", según publicó un informe.

"Veneración" y "miedo" a famosos de la BBC permitieron abusos sexuales de Savile

La encargada del informa Janet Smith aseguró que "Había un sentimiento de veneración y de miedo" hacia esas celebridades.

"Mi conclusión es que algunos responsables de nivel medio estaban al tanto de la inapropiada conducta sexual de Savile en el marco de su trabajo para la BBC", añade. 

"Sin embargo, no he hallado prueba alguna de que la BBC, como persona jurídica, estuviera al tanto" de la conducta del animador, fallecido en 2011.

En su informe, Janet Smith cifra en 72 el número de personas agredidas sexualmente por Jimmy Savile en el marco de su trabajo en la BBC. La más joven de ellas tenía ocho años en el momento de los hechos.

Savile fue un presentador de espacios de música de la BBC muy populares entre los años 1960 y 1990, tanto en radio como en televisión.

El presentador abusó sexualmente de sus víctimas en hospitales para los que recaudaba fondos y a cuyas habitaciones tenía acceso libre, según informes difundidos después de su muerte.

Scotland Yard llegó a describir a Savile como el "peor depredador sexual de la historia del país". Estas revelaciones provocaron un escándalo, obligando al director general de la BBC, George Entwistle, a dimitir a fines de 2012.

Además, llevaron a la policía a lanzar la Operación Yewtree, una investigación sobre Savile y otras estrellas de la misma época.

Como resultado, cinco celebridades acabaron en la cárcel, incluyendo al presentador de espacios infantiles australiano Rolf Harris y el cantante de glam-rock de los 1970 Gary Glitter.

En el informe, Smith, una antigua juez de la Alta Corte, tildó a Savile de "oportunista y sinvergüenza", y confirmó que su objetivo preferido eran las adolescentes.

Sostuvo que, aunque algunos en la BBC conocían los excesos del presentador, no informaron porque "había una cultura en la BBC que dificultaba quejarse o decir algo a la dirección que pudiera estorbar" el funcionamiento de la casa.

"Me dijeron que era un ambiente que todavía existe en la BBC, posiblemente porque hay mucha competencia por conseguir un trabajo en la BBC".

POR: AFP

Publicidad