“Qué difícil”: así fue la niñez del acordeonero Víctor Navarro

Desde los seis años, Víctor Navarro, acordeonero de Penchy Castro, trabajó y aprendió a tocar el acordeón para ayudar económicamente a su familia.

Víctor Navarro, acordeonero de Penchy Castro, nos habló de su niñez, cuando pedía dinero en la calle a cambio de un verso o un toque de acordeón. La época en que se enamoró de lo que hace hoy en día.  Unos años de los que se siente orgulloso y feliz de haber vivido.

Además, contó que su padre fue el que le enseñó a cantar y a tocar el acordeón, pero que lo puso a trabajar desde los seis años,

A los 14 años a Víctor le tocó salir a la calle a vender dulces, pero buscó otra estrategia para ayudarse con los pasajes.

El artista solo tiene palabras de agradecimiento y amor para su padre.

 

.

Publicidad
Más Contenidos
  • María Camila Osorio, la nueva promesa del tenis en Colombia

    La deportista se perfile como una de las mejores en su disciplina en los próximos años. Conoce a la nueva promesa del deporte blanco en nuestro país.

    La Red
  • ¿Cuántas cirugías tiene Natalia Ramírez?

    La actriz revela qué procedimientos quirúrgicos se ha hecho y confiesa cómo cayó hace unos años en la tentación del bótox.

    La Red
  • Natalia Ramírez y su virtud para triunfar en los negocios

    La mujer creció económicamente bien, en una familia de clase media. Desde que se acuerda era negociante y aún mantiene este talento.

    La Red
  • Natalia Ramírez revela la fórmula para tener éxito en el amor

    La actriz ha sido de pocos, pero duraderos amores, de los cuales nos hablará a continuación.

    La Red
  • Así bajó de peso el vocalista de Kvrass sin la necesidad de pasar por un quirófano

    En la industria del vallenato siempre ha existido el bicho de la vanidad y en esta ocasión Yader Romero habla de su cambió físico a punta de buenos hábitos.

    La Red
  • La belleza de la pereirana Karen Marín merece miles de Like

    Disfruta de la figura y sensualidad de esta mujer que deja sin aliento y con la boca abierta a más de uno.

    La Red