Se encuentra usted aquí

Primero la familia: a esta actriz no le cambió la vida ganar un Óscar

Julianne Moore es madre antes que actriz y aunque ha sido un orgullo enorme ser reconocida por la Academia, demuestra que sus hijos siempre serán su prioridad.

AFP

La actriz Julianne Moore se sintió honrada al ganar el Óscar a Mejor Actriz el año pasado por interpretar a una enferma de alzhéimer en 'Siempre Alice', pero demostró que su prioridad es ser madre, ya que justo después de la ceremonia volvió a casa, donde la esperaban sus hijos Caleb (18) y Liv (13).

"¿Sabes qué?, mi vida desde que gané el Óscar no ha cambiado nada. Fue la noche más bonita, increíble, excitante y surrealista, y se alargó mucho tiempo, me aseguré de que fuera así porque no quería que acabara. Quieres recordarlo porque es un momento muy especial. Pero después yo estaba volviendo en el primer vuelo a Nueva York, volvía a casa para ser madre, organizar los horarios de recogida de los niños, el baloncesto y comprar la comida para la semana siguiente", cuenta a HELLO!

Julianne, quien está casada con el director Bart Freundlich, colocó el premio en su estudio, porque que no deseaba que pareciera que estaba presumiendo del galardón.

"Guardo el Óscar en el estudio, en una estantería, no exactamente escondido, pero tampoco como '¡Toma, ahí está!' tan pronto como entras por la puerta principal", añade.

Publicidad