Se encuentra usted aquí

Descubre cómo empezó la curiosa amistad de Courtney Love y Kim Kardashian

Las estrellas se conocieron gracias al diseñador Riccardo Tisci y descubrieron que tenían muchos gustos en comunes para llegar a ser buenas amigas.

La curiosa amistad de Courtney Love y Kim Kardashian

La noticia de que Kim Kardashian había sido víctima de un atraco a mano armada en el apartamento en que se alojaba durante la pasada Semana de la Moda de París pilló completamente desprevenida a Courtney Love, que ese mismo día había coincidido con la estrella televisiva en uno de los muchos eventos que se celebraban en la capital francesa.

Además de la comprensible preocupación por el hecho de que un incidente tan preocupante hubiera tenido lugar en un entorno en teoría seguro, la cantante también sintió una gran indignación ante el hecho de que una persona como Kim, a quien guarda un gran cariño, hubiera tenido que sufrir una experiencia tan traumática.

"Me senté a su lado en el desfile de Givenchy, y todo sucedió apenas una hora después. Fue horrible. Le escribí una carta diciéndole: 'Siento mucho lo que te ha sucedido. Si encuentro a esos desalmados, les pegaré una paliza'", explica la viuda de Kurt Cobain en una entrevista a Refinery 29.

Las dos mujeres se conocieron gracias a su amigo común Riccardo Tisci, el encargado de diseñar el vestido de novia de Kim, y entablaron una curiosa amistad cuando menos lo pensarón, basada en sus gustos comunes.

"Coincidimos en una de las fiestas posteriores al desfile de Riccardo el año pasado en Nueva York. Durante un rato solo estuvimos ella y yo, así que empezamos a hablar y descubrimos que teníamos muchas cosas en común: ambas acudimos a los mismos médicos, las dos somos chicas de Los Ángeles. También nos sacamos un selfi, por supuesto, y cuando lo publiqué mis redes sociales se revolucionaron. Todo el mundo me dijo: '¿Pero qué estás haciendo? ¡Tú eres una estrella del rock!'. Bueno, pues yo creo que Kim también es muy punk. La única diferencia es que probablemente ella no esté tan dispuesta como yo a subirse a un escenario y quitarse la camiseta", bromea.

Pese a que no todas las estrellas guardan tan buena opinión de la mujer de Kanye West y de su familia, al considerar que son famosos solo por hecho de ser famosos, a la roquera no parece importarle que su buena amiga no tuviera, al menos en los inicios de su popularidad, una profesión concreta con la que justificar su presencia en la industria del entretenimiento.

"Yo soy actriz y cantante, y también diseñadora de mi propia línea de ropa, y artista. Además, escribo poesía. Pero también soy una celebridad, lo cual es bastante extraño", explica la intérprete.

 

Publicidad