Se encuentra usted aquí

La abuela de Lady Gaga le pide que no se 'obsesione' con la muerte de su tía

A pesar de que murió antes de que ella naciera, la popular artista se expresa en su último disco sobre la enorme influencia que ha ejercido la figura de su tía en todos los ámbitos de su vida.

La abuela de Lady Gaga le pide que no se 'obsesione' con la muerte de su tía

La cantante Lady Gaga reveló hace unos meses que su último disco, 'Joanne', suponía un sentido tributo a su tía Joanne Germanotta, a quien no llegó a conocer personalmente debido a que falleció a los 19 años a causa del lupus pero cuyo recuerdo siempre jugó un papel fundamental en su vida familiar. Tanto es así, que la artista asegura ahora que el momento en que pudo compartir sus nuevas creaciones con su padre y su abuela fue especialmente "emotivo" y que esta última llegó a pedirle incluso que no indagara demasiado en el tema para evitar que sufriera demasiado.

"Que mi padre pudiera escuchar estas canciones que lidian con la muerte de mi tía fue algo muy intenso, fue un momento muy emotivo para él. Y también para mi abuela, pero ella me cogió de la mano y me dijo: 'Cariño, espero que no te afecte en exceso dar a conocer esta música al mundo'. Me imagino que lo que quería decir es que tuviera cuidado de no desarrollar una obsesión enfermiza con la muerte de mi tía", se sinceró la intérprete en una entrevista al canal estadounidense CBS.

Además de la influencia que siempre ha ejercido la figura de su tía, la popular intérprete atribuye a todo su núcleo familiar la fortaleza que ha venido exhibiendo desde que se convirtiera en una celebridad y que le ha llevado a superar toda clase de retos asociados a su carrera artística y a la presión mediática que de ella se deriva.

"La única razón por la que estoy hoy aquí [en referencia a su presencia en la escena musical] tiene que ver con la relación que me une a los míos y con el valor que ellos me inculcaron para poder trabajar duro y alcanzar mis sueños. Mientras tenga la oportunidad de estar aquí, en esta posición en la que me encuentro a día de hoy, puedo hacer de todo. Esa es mi convicción", añadió en la misma conversación.

Buena parte de la madurez personal y creativa que proyecta Lady Gaga estos días se ha visto especialmente reflejada en su decisión de dejar de lado los excéntricos estilismos que la definieron en sus primeros años de carrera para mostrarse ahora con una apariencia mucho más sencilla y natural.

"Evidentemente la gente me ve ahora con menos maquillaje y menos recargada de lo que estaba antes. No sé si es un signo de madurez como tal, la verdad, porque es un concepto difícil de trasladar al ámbito externo. Pero sí, esta soy yo de verdad, soy yo en pleno proceso de madurez. Tengo 30 años y es así como me quiero presentar ante los demás", explicó.

 

Publicidad