Se encuentra usted aquí

Kendall Jenner ignora por completo a sus críticas en las redes sociales

La modelo no deja que las continuas críticas que recibe en la esfera virtual afecten a su forma de percibirse a sí misma.

Kendall Jenner ignora por completo a sus críticas en las redes sociales

Además de protagonizar una de las trayectorias más prometedoras de la industria de la moda, con apenas 20 años Kendall Jenner ya es una de las celebridades más poderosas e influyentes en las redes sociales, en Instagram tiene más de 66 millones de seguidores, plataformas que además de brindarle fama y reconocimiento, también le han proporcionado indirectamente un numeroso grupo de criticos a los que ella se refiere como sus "ciberacosadores".

No obstante, la maniquí ha aprendido a ahorrarse innecesarios "dolores de cabeza" al respecto siguiendo una sencilla filosofía: ignorar por completo los comentarios negativos de los que solo buscan hacerle daño.

"Afrontémoslo, todo el mundo va a tener una opinión. El mejor consejo que puedo ofrecer es que te des cuenta de esto, todo el mundo va a comentar siempre algo sobre ti y si te preocupas por ello constantemente lo único que vas a provocarte es un gran dolor de cabeza. Lo que importa es cómo te sientes tú. Si a ti te gusta esa foto y te sientes bien con esa ropa, que les j**dan. Ganar perspectiva hace maravillas", reflexiona en el número de octubre de la revista Garage con motivo del mes nacional de prevención del acoso escolar que da comienzo ahora en Estados Unidos.

Y por si no fuera suficiente, Kendall regala otra brillante reflexión a sus seguidores para ejemplificar lo sencillo que sería desterrar el ciberacoso de toda la esfera virtual.

"Me preocupo por tratar a los otros cómo a mí me gusta que me traten. Sé que suena bastante básico, pero cuando se trata de las relaciones entre los seres humanos, la respuesta más sencilla es normalmente la correcta. La realidad es que todo es tan fácil como eso", explica.

La hermanastra de Kim Kardashian generó este mes cierta polémica a cuenta de la sesión de fotos que protagonizó para el número de septiembre de Vogue España, en las que la modelo aparece vestida como una bailarina de ballet y que provocaron que varias profesionales del sector se quejaran de la "apropiación" que había hecho la joven de su duro trabajo.

Siguiendo su propio consejo, la respuesta de Kendall a las críticas fue publicar las instantáneas en su cuenta de Instagram y desactivar los comentarios de la red social temporalmente.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad