Se encuentra usted aquí

Kelly Clarkson: 'Me alegro de no haberme casado antes'

La artista está convencida de haber tomado la decisión correcta al esperar a llegar a la década de los 30 para formalizar su vida sentimental y adentrarse en la maternidad.

Kelly Clarkson: 'Me alegro de no haberme casado antes'

Foto: AFP

Foto: AFP

La cantante Kelly Clarkson disfruta a sus 34 años de vida de un momento sin duda envidiable, ya que además de haber forjado una notable trayectoria artística, en su plano más personal tampoco ha dejado de recibir satisfacciones desde que, fruto de su matrimonio con Brandon Blackstock, diera a luz a sus hijos River Rose y Remington Alexander.

Tanto es así, que la artista se congratula ahora de haber alcanzado todos estos objetivos una vez llegada a la treintena, ya que considera que es la época perfecta para adentrarse en la maternidad tras una década anterior que ella concibe como aquella en la que es necesario experimentar y cometer errores.

"Creo que lo mejor que he hecho en mi vida es casarme un poco más tarde de lo habitual. Cuando estás en los 20, aprendes mucho todos los días, cambias y evolucionas, lo que significa también que vas a tomar decisiones de las que seguramente acabarás arrepintiéndote. Mira a mi marido, se casó por primera vez cuando tenía solo 21 y los dos se quedaron como diciendo: '¿Pero esto qué es?'. Es muy complicado madurar al mismo tiempo y de la misma forma. Creo que cuando tienes poco más de 20 años, todavía estás afianzando tu personalidad", confesó a la revista Good Housekeeping.

Sin embargo, teniendo en cuenta que Kelly Clarkson procede de un pequeño pueblo del estado de Texas, muchos de sus allegados -probablemente los más conservadores- no dudaron en preguntarle en su momento si su "orientación sexual" estaba detrás de su decisión de mantenerse soltera y sin vistas de formar una familia.

"Vengo de un sitio bastante pequeño en el sur. Todo el mundo acabó pensando que era lesbiana porque no estaba casada y tenía hijos todavía, y me preguntaban que si todo se debía a mi orientación sexual. Yo me decía a mí misma: 'Bueno, ¡esto es bastante insultante para la comunidad gay!'. Pero sí, incluso a día de hoy parece que las mujeres tenemos que cumplir con determinadas expectativas que nos impone la sociedad", aseguró al mismo medio, antes de defender que su carácter "independiente" no se ha visto en cualquier caso suavizado por el hecho de haber encontrado la estabilidad sentimental.

"No podría estar más satisfecha con la vida que tengo, y creo que lo que me hace valorarla tanto es el hecho de que la he construido yo misma. Ni mi marido depende económicamente de mí ni yo de él, y ese deseo de ser independiente es algo que aprendí al ver cómo mi madre se veía de alguna forma atada, ya fuera a nivel financiero o personal, a un hombre. Esa no es mi situación", reveló.

 

Publicidad