Se encuentra usted aquí

Joan Collins revela que tomó pastillas adelgazantes para triunfar en Hollywood

La actriz británica se vio obligada a perder peso para poder optar a sus primeros papeles en la meca del cine.

Joan Collins revela que tomó pastillas adelgazantes para triunfar en Hollywood

Foto: AFP

Foto: AFP

Que las mujeres en Hollywood sufren a diario la presión de lucir un cuerpo ideal según los inflexibles cánones de belleza que marca la industria no es ninguna novedad, aunque al día de hoy todavía siguen saliendo a la luz sorprendentes casos sobre los duros tratamientos a los que las actrices han tenido que someterse a lo largo de la historia para cumplir su sueño de alcanzar el estrellato.

La última en desvelar los entresijos de la meca del cine, o al menos los de su época más clásica, ha sido la legendaria Joan Collins, quien asegura que en sus años de juventud se vio forzada a ingerir pastillas adelgazantes para poder encajar en el perfil de mujer que demandaban los altos mandatarios del sector.

"Cuando llegué allí pesaba 57 kilos y el estudio me dijo: 'Estás demasiado gorda, tienes que perder peso'. Pero era algo muy difícil de hacer, tenía 20 años y me gustaba mucho la comida, así que me dieron unas pastillas verdes pequeñas. Me las tomaba por la mañana. Dios mío, no quería comer, ¡ni tampoco dormir demasiado! Un amigo vino a casa y me dijo: '¿Qué te estás tomando? No comes nada cuando salimos fuera'. Cuando le conté lo que pasaba me dijo: 'No te puedes tomar estas pastillas. Son Dexedrine [una marca de estimulantes], ¡Eso es a lo que se enganchó Judy Garland!'", confesó la protagonista de 'Dinastía' en el programa de televisión 'This Morning'.

Aunque es consciente de que se está pronunciando sobre la cultura que definía la escena cinematográfica de hace 60 años, la veterana intérprete sabe muy bien que, muy a su pesar, la realidad actual no cambia demasiado de aquella que le tocó vivir a mediados del siglo pasado, ya que ha podido comprobar muy de cerca que la obsesión de las actrices por no tener ni un gramo de grasa en su cuerpo sigue estando al orden del día.

"En mi apartamento de Los Ángeles hay un gimnasio donde voy a veces con una joven actriz que tiene 25 años. Está muy delgada, debe pesar unas 98 libras (44 kilos). Le pregunté: '¿Por qué estás tan delgada?'. Ella me dijo: '¡Tengo que estarlo! No solo para poder entrar en los vestidos que nos ponen para la alfombra roja, sino también porque es lo que los productores quieren'", aseveró en la misma conversación.

Por: Bang Showbiz

Publicidad