Se encuentra usted aquí

Estas son las razones por las que J.K. Rowling va agrandar su mansión de Edimburgo

La novelista y su marido quieren construir en sus terrenos varios establos para lo que invertirán un total de 2,3 millones de euros 

Estas son las razones por las que J.K. Rowling va agrandar su mansión de Edimburgo

La escritora J.K. Rowling ya está pensando en ampliar la mansión que se compró hace cuatro años en Edimburgo junto a su marido Neil Murray, construyendo un centro ecuestre en los terrenos de su propiedad en el que planean invertir dos millones de libras, tal y como informa el periódico The Sun.

La británica consiguió un permiso del ayuntamiento de la capital escocesa el pasado agosto para levantar varios establos y dos edificios para los empleados del centro, que estará gestionado por la compañía Blagdon Equestrian Limited, perteneciente al marido de la creadora de 'Harry Potter', que se dedica a la venta y cría de corceles.

Los papeles a los que ha tenido acceso la publicación describen cómo el matrimonio va a tener que llevar a cabo una serie de importantes mejoras antes de poder llevar a cabos sus planes, ya que el terreno se encuentra en una situación deplorable.

"Las tierras de la granja son aptas para el pastoreo mixto y cultivables, además de contar con un grupo de viviendas. La demandante, Rowling, adquirió la finca en 2012, cuando se encontraba en un grave estado de deterioro. Todas las edificaciones han sufrido debido a una falta de mantenimiento, y las vallas que rodean los prados están rotas. Las zonas de bosque están gravemente dañadas y son peligrosas, el drenaje ha fallado y se han descubierto brotes de Fallopia japonica, especie de planta de origen asiático considerada una plaga en Europa. Los nuevos dueños se han embarcado en una serie de mejoras programadas planteadas para asegurar un futuro viable para la granja", rezan los documentos.

A principios de año, J.K. Rowling, cuya fortuna está valorada en unas 600 millones de libras, se hizo con un yate de 48 metros de eslora que anteriormente perteneció al actor Johnny Depp. La embarcación de cinco camarotes y tres cubiertas, que le costó 22 millones de libras, fue utilizada por la autora para disfrutar de unas estupendas vacaciones junto a su marido y sus dos hijos en común, David y Mackenzie, además de con su primogénita Jessica, fruto de su fallido matrimonio con el periodista Jorge Arantes.

Por: Bang Showbiz

Publicidad