Se encuentra usted aquí

¡No más trajes elegantes! Jessica Biel no para de ensuciarse desde que es madre

La artista no se atreve a lucir sofisticadas prendas delante de su hijo Silas por la tendencia del pequeño a manchar todo aquello que encuentra a su alrededor.

Jessica Biel no para de ensuciarse desde que es madre

Aunque la actriz Jessica Biel siempre se ha caracterizado por usar ropa confortable y sencilla para afrontar su día a día lejos de las cámaras y las alfombras rojas, ahora que disfruta de su primera experiencia maternal junto al cantante Justin Timberlake, se niega rotundamente a usar cualquier atuendo con un mínimo de valor porque sabe que, si está cerca de su pequeño, la prenda en cuestión de segundos tendrá que acabar en la lavadora.

"He sido una persona que tradicionalmente lucía un estilo muy informal a la hora de vestir, pero desde que me convertí en madre, no tengo más remedio que ponerme ropa vieja, ya que todos los días termino hasta arriba de suciedad. Si un día me da por ponerme un vestido lindo, a los dos segundos estará lleno de pequeñas marcas de salsa de tomate y lo habré arruinado para siempre", bromeó la intérprete en conversación con la revista People.

Asimismo, la guapa artista reconoce que a día de hoy prefiere no invertir mucho dinero en renovar su fondo de armario, ya que la maternidad le ha enseñado que hay otras necesidades mucho más prioritarias a la hora de gastar su dinero que comprar sofisticados vestidos que solo lucirá en contadas ocasiones.

"He evolucionado hasta este punto tan interesante en el que me digo a mí misma: 'Vale, necesito encontrar algo que me sirva para todo tipo de situaciones, que pueda añadirle un par de tacones cuando tenga que hacerlo y que no me obligue a pagar un dineral porque quizás se estropee al instante'", reflexionó en la misma entrevista.

No obstante, al igual que muchas otras mujeres, Jessica necesita de vez en cuando sentirse elegante y atractiva cuando tiene la oportunidad de acudir a diversos eventos sociales, por lo que se asegura de ponerse sus mejores galas cuando el travieso Silas no está presente.

"Aprovecho esos momentos en los que Silas está dormido o lejos de mí para vestirme de gala, porque en el caso contrario, me encontraría completamente aterrada mientras me visto. Pero en general, he de decir que cada vez que compro ropa, busco ante todo que sea práctica y que me permita hacer mis labores diarias con comodidad".

Por: Bang Showbiz 

Publicidad