Se encuentra usted aquí

El día que Jennifer Lawrence y Emma Stone le 'salvaron la vida' a Brie Larson

Las dos actrices se convirtieron en el mejor apoyo de Brie cuando esta se convirtió de la noche a la mañana en una estrella tras su nominación al Óscar y no supo cómo lidiar con ello.

El día que Jennifer Lawrence y Emma Stone le 'salvaron la vida' a Brie Larson

Foto: AFP

Foto: AFP

Brie Larson atravesó una de las etapas más duras de su vida precisamente cuando, de cara al exterior, parecía que estaba viviendo la culminación de todos sus sueños tras el estreno de la película 'La habitación' y su posterior nominación al Óscar, que le obligó a embarcarse en una intensa gira de promoción durante la que se fue sintiendo cada vez más sola y deprimida.

Por suerte para ella, por el camino encontró a otras dos premiadas y célebres intérpretes, Jennifer Lawrence y Emma Stone, quienes le ofrecieron el apoyo que necesitaba al saber muy bien lo duro que puede resultar su trabajo tras el aparente glamour de las alfombras rojas.

"Me sentía sola y mal a veces. Estaba avergonzada de tener que hablar sobre mí todo el rato. De repente recibí un correo electrónico de Emma y otro día Jen me envío un mensaje de texto después de ver 'La Habitación' y empezamos a hablar. Ese grupo de amigas me salvó la vida. Podía hablar con ellas sobre todo lo que estaba pasando en mi vida, y son personas que además de haberse enfrentado a lo mismo que yo también son divertidísimas. Ese apoyo y aceptación lo significaron todo para mí. Me educaron en casa, así que nunca había tenido amigos que compartieran mis mismos intereses, por lo que para mí fue algo increíble encontrarlas", ha relatado en su entrevista para el número de mayo de la revista Vanity Fair.

El estrés y la sensación de soledad no fueron lo único que aguaron el ascenso fulgurante de la carrera de Brie, que dará vida a la Capitana Marvel en 2019. Su ambición desmedida también le impidió disfrutar de la experiencia, por lo que ahora ha decidido tomarse su trabajo con mucha más calma.

"He estado actuando toda mi vida, y siempre he tenido ambición. Me encantaba esa palabra. Y el año pasado me di cuenta de que la ambición fue algo que no me dejaba ver el alcance de todo lo que estaba pasando. Me hizo cerrarme de miras. Así que ahora me preocupa menos mi trayectoria y me interesa más el camino que voy a recorrer hasta alcanzar mis objetivos. Me gusta hacer películas que expresen la condición humana. Y ahora, lo que quiero, es hacer películas que me conecten más con las personas en el cine y en el resto del mundo", explicaba hace unas semanas al suplemento cultural del periódico The Sunday Times.

 

Publicidad