Se encuentra usted aquí

¿Gastadora? Iggy Azalea es demandada por una deuda de 300 mil dólares en su tarjeta

La rapera australiana tendrá que responder ante la justicia estadounidense por el pago de una elevada suma de dinero resultado de dos años seguidos de gastos continuos.

Foto - AFP

Foto - AFP

Foto - AFP

Cuando parecía que la rapera australiana Iggy Azalea volvía a levantar cabeza después de verse obligada a mudarse a su país natal como consecuencia de su mediática ruptura con Nick Young, quien le fue infiel en varias ocasiones y la traición fue hecha pública gracias a las cámaras de seguridad de la casa que compartía con ella. 

La artista tiene que lidiar ahora con la demanda interpuesta contra ella en un juzgado de Los Ángeles por los casi 300.000 dólares de deuda que habría acumulado en su tarjeta de crédito estadounidense.

Como ha publicado el medio online The Blast, los acreedores de la intérprete no solo le reclaman el abono completo de la cantidad adeudada, sino también el pago de los correspondientes intereses y comisiones generados por la suma, así como las costas generadas por el caso legal que se ha abierto contra ella.

Mira también: Iggy Azalea planea abandonar la música en cinco años

De momento la intérprete guarda un prudente silencio sobre el último de los escándalos financieros que ha venido protagonizando en estos últimos años. Hace solo un año, sin embargo, Iggy se defendía con vehemencia en su perfil de Twitter de aquellos que aseguraban que debía cerca de 400.000 dólares a la hacienda pública y que algunas de sus propiedades se encontraban al borde del embargo.

De hecho, la artista atribuía la polémica a un mero cambio en la periodicidad de sus obligaciones tributarias y, sobre todo, a los intentos de ciertos medios de comunicación de dañar su reputación.

"Es que lo exageran todo, la prensa no ha dejado de echar leña al fuego para hacer que la historia fuera más interesante, como si de una telenovela se tratara. El Servicio de Impuestos [de Estados Unidos] ofrece la opción de pagar de forma mensual o de abonarlo todo de golpe y yo he elegido hacerlo con el primero de estos sistemas. ¿Quién no lo haría?", explicaba en su espacio personal.

Además de seguir inmersa en los preparativos de su nuevo disco, 'Digital Distortion', que en principio debería haber salido a la venta en junio pero que se ha visto sujeto a numerosos retrasos, la afamada cantante ha estado muy ocupada también con la tarea de deshacerse de algunos de los bienes que compartía con el deportista, como la mansión de California por la que recibieron algo más de 3 millones de dólares, 200.000 dólares menos de lo que pagaron por ella a la cantante Selena Gomez en 2014.

Por: Bang Showbiz

Publicidad