Se encuentra usted aquí

Esta reconocida actriz jamás pensó que llegaría a la pantalla grande

Cuando solo era una adolescente, Goldie Hawn concebía su futuro con marido, hijos, y también con su propia academia de baile.

Esta reconocida actriz jamás pensó que llegaría a la pantalla grande

Foto: AFP

Foto: AFP

La legendaria Goldie Hawn jamás se imaginó en sus ya lejanos tiempos de la adolescencia que la vida terminaría deparándole una carrera de éxitos en la meca del cine, entre otras razones porque su gusto por la planificación y su carácter metódico ya le habían llevado a diseñar de antemano un futuro en el que se destacaría por tener su propia escuela de baile.

"Cuando era muy joven, a veces me quedaba ensimismada construyendo mentalmente lo que sería mi vida de mayor. Y siempre pensaba que sería una persona normal, al menos lo que entendemos como normal en estos tiempos. Quería casarme, tener niños, una casita con jardín y una valla blanca... También soñaba con tener mi propia escuela de baile y, como todo el mundo, vivir felices y comer perdices. Esa era la idea que tenía con 17 o 18 años, pero todo cambió de repente", se sinceró en el programa de la televisión australiana 'The Project'.

Al margen de su versátil trayectoria interpretativa y de la popularidad que de ello se desprende, lo cierto es que la intérprete de 70 años ha demostrado haber cumplido con creces uno de sus grandes objetivos: formar su propia familia. Además de ser la madre de la actriz Kate Hudson (37) y su hermano Oliver (40) -fruto de su extinto matrimonio con Bill Hudson-, Goldie puede presumir de haber encontrado finalmente la estabilidad sentimental junto al también actor Kurt Russell (65), a quien le unen varias décadas de romance y un hijo en común, Wyatt (30).

Fiel a su carácter natural y espontáneo, la propia artista confesaba hace unos meses que, aunque se sentía la mujer más afortunada del mundo gracias a las satisfacciones que le brinda su ámbito doméstico, con los años su familia había tenido que superar numerosos retos y contratiempos que, a la larga, han acabado reforzando el estrecho vínculo que existe entre todos ellos.

"Somos una familia normal y corriente, con sus altibajos y sus problemas. Pero la clave para mantenernos unidos y felices es precisamente la voluntad, el esforzarte para no romper lo que hay. Tienes que trabajar muy duro por la familia. Pero eso ocurre también en todos los ámbitos de la vida, hay momentos de alegría y otros mucho más tristes. El hecho de que puedas sentirte deprimida o apesadumbrada en una época de tu vida tampoco es algo que tenga por qué definirte. Estar triste no significa que seas una persona triste", reflexionaba en conversación con el diario Daily Mail.

Por: Bang Showbiz

Publicidad