Se encuentra usted aquí

Sentencian a 50 años de cárcel a dos guatemaltecos por descuartizar a actor

Según las investigaciones, el cuerpo de Víctor Hugo Monterroso fue descuartizado para dejar parte de sus restos en la entrada de una vivienda con el fin de intimidar a una persona que era víctima de extorsión.

Sentencian a 50 años de cárcel a dos guatemaltecos por descuartizar a actor

Foto: AFP

Foto: AFP

Un tribunal de Guatemala condenó a 50 años de prisión a un hombre y una mujer señalados de participar en el asesinato y posterior desmembramiento del actor de cine Víctor Hugo Monterroso en 2014, informó este sábado la Fiscalía.

Julia Barrera, vocera de la entidad judicial, dijo a periodistas que la sentencia fue emitida el viernes por el Tribunal Noveno de Sentencia Penal contra Isabel Chivalán y Alberth Itzol, encontrados culpables por el asesinato del artista.

Entre las pruebas presentadas por la Fiscalía se encuentra "el cuchillo utilizado para cortar partes del cuerpo de Monterroso", precisó la funcionaria. 

El cadáver del actor, de 33 años, fue hallado desmembrado el 11 de agosto de 2014 en un basurero de un barrio popular en el oeste de la capital.

Según las investigaciones, el cuerpo de Monterroso fue descuartizado para dejar parte de sus restos en la entrada de una vivienda con el fin de intimidar a una persona que era víctima de extorsión.

En julio pasado, un juzgado de menores condenó a seis años de reclusión a dos adolescentes también vinculados al asesinato.

Según familiares de la víctima, el artista salió la noche antes del crimen de su vivienda, cercana al sector del hallazgo, para conversar con unos amigos sobre planes de cine.

Monterroso era conocido como el "Chiquilín" y en 2010 había sido elegido como mejor actor en los premios centroamericanos Ícaro por su rol en la película "Las marimbas del infierno". 

El filme, del guatemalteco Julio Hernández, narra la asociación fracasada entre un músico de marimba, un guitarrista de heavy metal y un joven de vida desestructurada.

Guatemala vive una ola de violencia que deja unos 6.000 muertos al año, principalmente por la lucha entre cárteles de drogas y la acción de las pandillas que se dedican al sicariato, la extorsión y el narcotráfico.

Por: AFP

Publicidad