Una sobreviviente es Ludirlena Pérez, la Mujer Cafam 2019

Fue víctima en repetidas ocasiones de violencia sexual, tortura, desplazamiento y también empalamiento. “No te imaginas hasta dónde puede llegar el ser humano por el deseo de vivir”, dice.

“El primer hecho de violencia sexual lo viví en el Meta, a mis 16 años por las FARC. El 12 de diciembre de 2004 volví a ser violentada por los paramilitares. Llega un punto en el que ya uno no siente dolor”, relata Ludirlena Pérez.

Su fundación ha liderado la voz de cientos de mujeres sobrevivientes de violencia sexual durante el conflicto armado.

“Recordemos que cuando se violenta a una mujer también se violenta a su familia. Estamos hablando de unas cinco mil víctimas de manera directa pero entre dos y tres millones de mujeres víctimas en total”.

“La violencia sexual es un hecho que atenta contra integridad física y mental de la mujer. Vivimos dentro de una sociedad que ha naturalizado estos hechos y cuando la mujer quiere buscar ayuda es juzgada y se tiende a no creerle”

“El señalamiento, el miedo y la vergüenza son factores aliados para el victimario”. Vea completa esta entrevista a una mujer luchadora, excepcional con una vida llena de dolor pero también de propósito.

 

 

Publicidad