Imparcialidad, independencia y autonomía, vitales para defender institucionalidad: procurador

Fernando Carrillo analiza el caso del fiscal Néstor Humberto Martínez frente a su actuación en el escándalo Odebrecht. La necesidad de un fiscal ad hoc se pone sobre el tintero.

Los organismos de control tenemos un gran deber de ser imparciales, de movernos autónomamente”, enfatiza el procurador Carrillo. “Ojalá el señor fiscal pueda explicar todo esto. Él tiene derecho a la defensa. Estos son deberes y funciones públicas transitorias. Aquí la clave es defender la institucionalidad. La gente tiene muchas dudas”, insiste.

Sobre si cree o no en el fiscal Martínez, el procurador opina que “esto se ha convertido en un enigma sin límite pues siguen saliendo elementos de juicio”.

La gente quiere respuestas y certezas, y el fiscal tiene derecho a defenderse”, enfatiza.

Al declararse impedido el fiscal y tener una recusación la vicefiscal, estamos ante una situación inédita. Hay un vacío jurídico, pero para eso está la Corte y la Jurisprudencia.

Se debe precisar si es necesario un fiscal ad hoc, que sea autónomo, independiente, imparcial y eficaz. Por eso, la Procuraduría ha propuesto que el equipo que ha venido trabajando lo siga haciendo, pero bajo las órdenes del fiscal ad hoc.

Vea este análisis completo.

 

Publicidad