El príncipe Guillermo sorprende con una broma sobre la boda de su hermano

El nieto de Isabel II y heredero al trono espera que ahora que ha sentado cabeza deje de 'robarle la comida' y 'saquear' su nevera.

Conoce la broma con la que el príncipe Guillermo celebró la boda de su hermano

Como es habitual en estos casos, al comunicado que anunciaba la próxima boda del príncipe Enrique con Meghan Markle le siguieron varios más difundidos a través de las redes sociales en los que el resto de la familia real británica hacía llegar a los futuros novios sus mejores deseos.

Evidentemente, estos mensajes estaban escritos en mayor o menor medida en el tono formal que suele emplear la monarquía británica para pronunciarse acerca de la vida privada de sus miembros. Sin embargo, como representante de una nueva generación de 'royals' mucho más cercana e informal, el príncipe Guillermo ha querido expresar ahora su opinión sobre la esperada boda en un tono mucho más informal, para dar a entender que él lleva mucho tiempo esperando el momento en que su hermano pequeño siente cabeza.

"Estamos todos muy emocionados, estamos encantados por los dos. Les deseamos toda la felicidad del mundo en estos momentos tan emocionantes", explicó el primogénito de Carlos y Diana de Gales durante una de sus últimas apariciones en su visita a Finlandia, antes de cambiar de registro para sorprender a todos los presentes asegurando: "En mi caso, espero que esto signifique que va a dejar de saquear mi nevera y comerse toda mi comida, lo cual es algo que lleva haciendo durante los últimos años".

 

A post shared by ITV News (@itvnews) on

Aunque el palacio de Kensington donde desde ahora residirá también Meghan Markle junto a Enrique, en el apartamento conocido como Nottingham Cottage, cuente con un equipo de chefs entre otros muchos servicios, parece que la pareja disfruta ocupándose personalmente de preparar su propia comida: Meghan ya dejó claro a través de su blog personal que era una experta cocinera y ambos revelaron en su primera entrevista conjunta que Enrique le había propuesto matrimonio durante una de sus típicas cenas caseras, mientras asaban pollo.

Por otra parte, y gracias a su experiencia personal Guillermo, que contrajo matrimonio en 2011 con Catalina, sabe bien que a la pareja le esperan unos meses cargados de emoción y también estrés.

"Es un proceso maravilloso, el compromiso y todos los preparativos que preceden a la boda, así que ahora mismo tienen por delante una experiencia preciosa y creo que están dejándose llevar por la emoción. Les deseo toda la felicidad, y mucho éxito, a la hora de prepararlo todo. Espero que salga bien".

 

A post shared by Closer Weekly (@closerweekly) on

 

Publicidad