Se encuentra usted aquí

El príncipe Enrique se salta el protocolo para abrazar a un niño enfermo

El nieto de Isabel II acudió ayer lunes a los premios de la organización benéfica Wellchild para conocer de primera mano la lucha de los niños con enfermedades crónicas.

El príncipe Enrique se salta el protocolo para abrazar a un niño enfermo

Foto: AFP

Foto: AFP

El príncipe Enrique acudió ayer lunes a la gala de los premios que entrega la organización Wellchild -que ofrece ayuda a niños con enfermedades crónicas y a sus familias para que puedan ser atendidos en sus casas siempre que sea posible- en su papel de estrella principal del evento, que se celebró en el hotel The Dorchester en Londres.

Uno de los momentos más tiernos de la velada tuvo como protagonista a un niño de cinco años llamado Ollie Carroll -que padece la enfermedad de Batten-, cuando el nieto de Isabel II se saltó el protocolo para darle un abrazo al pequeño, que tuvo que hacer acopio de todas sus fuerzas para poder levantarse, debido a que su dolencia afecta progresivamente a su capacidad de andar.

"[Ollie] estaba emocionado, los dos lo estaban. Ollie no sabe que Enrique es el príncipe, pero reaccionó instintivamente al ver el cariño con el que le hablaba e interactuaba con él. Enrique es maravilloso con los niños y es muy natural. Ollie se sintió un privilegiado y, aunque no puede utilizar las piernas, puso todo su empeño en incorporarse para abrazarle. Me siento muy orgullosa de Ollie y de Enrique", confesó la madre del pequeño, Lucy Carroll.

A lo largo de la velada, el hijo del príncipe Carlos pudo conocer a jóvenes como Jessica Davis, a quien otorgaron un galardón por su labor cuidando de su madre enferma y su hermano, que padece autismo. En su intervención, Enrique quiso alabar el trabajo que realizan cada día personas como Jessica, recordándoles lo mucho que significaban para aquellos a quienes cuidaban.

"Esta es la novena vez que estoy en los premios WellChild y en este evento tan señalado, estoy profundamente conmovido por la gente que he conocido y las historias que han compartido conmigo. Es uno de esos momentos en la vida en los que te quedas impresionado por la fuerza y el carácter del ser humano, especialmente de los más jóvenes. Ver a estos niños hacer frente a todo tipo de desafíos con tanta determinación, actitud positiva y buen humor, siempre consigue dejarme sin aliento. Esta tarde estamos aquí para celebrar la dedicación de aquellos que están a su lado, que trabajan sin descanso para mejorar sus vidas, desde los cuidadores jóvenes como Brodie, Armaan y Jessica a aquellos profesionales y voluntarios devotos de los que hablaremos después. Nunca subestiméis el impacto que habéis tenido en las vidas que habéis cambiado", aseguró Enrique durante su discurso.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad