Se encuentra usted aquí

Pese a las pruebas, el acosador de Taylor Swift se declara inocente ante el tribunal

El hombre que el pasado febrero consiguió colarse en el edificio donde reside la cantante compareció ante la Corte Suprema de Manhattan para declararse no culpable de los cargos de acoso.

Pese a las pruebas, el acosador de Taylor Swift se declara inocente ante el tribunal

Foto: AFP

Foto: AFP

El pasado mes de marzo un hombre llamado Mohammed Jaffar fue detenido por la policía acusado de haber entrado sin permiso en el edificio en que Taylor Swift posee un apartamento en el famoso barrio neoyorquino de Tribeca y de acosar durante meses a la cantante.

En la lectura de los cargos presentados contra él, que tuvo lugar este mismo lunes en la Corte Suprema de Manhattan, el acusado se declaró no culpable de los delitos que se le imputan a pesar de las pruebas presentadas ante la juez, que dejan de alguna forma patente que su comportamiento obsesivo había llegado a su punto álgido el pasado febrero, cuando se coló en el lujoso edificio y se encaramó al tejado con la intención de esperar allí a la estrella del pop desde las diez de la mañana a las dos de la tarde.

"Las cámaras de seguridad le captaron dentro del bloque y tratando de entrar en el piso de Swift, y esperando aproximadamente unas cuatro horas a la puerta del apartamento y en la azotea", relató la fiscal Caitlyn Jaile.

El pasado enero, Mohammed telefoneó al equipo de la cantante en más de 60 ocasiones en un período de solo dos semanas con el fin de ponerse en contacto con ella. Además el 6 y 13 de febrero se presentó ante la residencia neoyorquina de Taylor y estuvo llamando a su timbre durante más de una hora antes de que se le pidiera que abandonara el lugar, solo para regresar un día después de su última visita para llamar de nuevo al timbre durante otros 45 minutos antes de ser expulsado de la propiedad.

En los informes que se han presentado en el juzgado también se detalla otro episodio que tuvo lugar el mismo mes de febrero, concretamente el día 15, y que de momento supone el último ejemplo de la supuesta costumbre del acusado de merodear por los alrededores de la propiedad como si estuviera haciendo guardia.

La artista de Nashville ya obtuvo hace semanas una orden de alejamiento contra su acosador, quien tuvo que pagar una fianza de 20.000 dólares para ser puesto en libertad.

El hermano de Mohammed, Ali Jaffa, ha solicitado a la magistrada que tenga en cuenta como atenuante el historial médico del acusado, que padece un trastorno bipolar para el que habría comenzado a someterse a un nuevo tratamiento con un resultado positivo.

"Se está tomando sus medicinas. Está mejorando", ha alegado su hermano.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad