Se encuentra usted aquí

Jennifer Aniston se siente orgullosa de que su marido sea 'el alma de la fiesta'

La estrella televisiva está encantada de poder pasar buena parte de las Navidades en compañía de su marido Justin Theroux.

Jennifer Aniston se siente orgullosa de que su marido sea 'el alma de la fiesta'

Foto: AFP

Foto: AFP

La actriz Jennifer Aniston está deseando tomarse unos días libres para sacar el máximo partido a la temporada navideña junto a su marido, el también intérprete Justin Theroux, ya que en los últimos meses la pareja no ha tenido oportunidad de disfrutar de la compañía mutua tanto tiempo como a ambos les hubiera gustado debido al sinfín de compromisos profesionales en los que ha estado inmerso el actor.

Ver: Justin Theroux revela el secreto de su 'feliz' matrimonio con Jennifer Aniston

"Justin es el alma de toda fiesta. Por lo general, nuestros amigos suelen estar muy deprimidos cuando no le tenemos cerca, lo que a mí por otro lado me hace sentir fenomenal porque me hace valorar aún más los ratos que pasamos juntos. Justin ha estado fuera la mayor parte del año trabajando, así que será muy agradable tenerle en casa esta Navidad. Es verdad que estuvimos juntos en Acción de Gracias, pero la idea de que quede tan poco para otras vacaciones es realmente emocionante", reveló la protagonista de 'Friends' al programa Entertainment Tonight.

Teniendo en cuenta que la presencia de Justin en cualquier encuentro con amigos y familiares garantiza un momento divertido e inolvidable para todos, a la estrella de la comedia no le resultaría especialmente extraño si su marido ya estuviera planeando alguna sorpresa de cara a la cena de Navidad con la que dejar boquiabiertos a todos los invitados.

De hecho, la actriz también revela que en principio no esperaba contar con la presencia de Justin en la mencionada reunión por Acción de Gracias que organizó en su casa de Los Ángeles, de ahí la cara de asombro que se le quedó -a ella y al resto de asistentes- cuando el actor apareció por la puerta sosteniendo un gran pavo en sus manos.

"Me dijo que no podría estar con nosotros esa noche porque tenía que trabajar en Alemania, así que tuve que encargarme de comunicar la mala noticia a medida que nuestros invitados iban llegando a casa. A todo el mundo se le torció el gesto al enterarse de que no vendría, en la habitación entera se hundió en una atmósfera de depresión. Yo trataba de animarles: 'Hey, no os preocupéis, sé que Justin está ausente, pero yo también estoy aquí. Tuve que hacer el brindis sin él por primera vez en mucho tiempo, y por la reacción que tuvieron, no creo que les impresionara mucho. Y ya cuando iban llegando las ensaladas, antes del pavo, apareció de la nada otro pavo. ¡Era mi chico!", relató Jennifer sobre el carácter bromista de Justin.

Aunque probablemente no fuera su intención, las simpáticas anécdotas que ha sacado a relucir la famosa intérprete deberían haberle servido finalmente para acabar de convencer a la opinión pública de que el hecho de no tener hijos, o el fracaso matrimonial que vivió en 2005 al divorciarse de Brad Pitt, no hacen de ella una mujer "triste y amargada", como ha venido denunciando ella misma en relación con la imagen de "víctima" que ciertos medios han venido proyectando sobre ella.

Por: Bang Showbiz

Publicidad