Se encuentra usted aquí

Música y ciencia en una sola familia: hijo de Mariah Carey quiere ser científico

Los mellizos de la cantante tienen personalidades y gustos radicalmente diferentes: Monroe quiere ser artista como su madre y Moroccan prefiere la ciencia

Música y ciencia en una sola familia: hijo de Mariah Carey quiere ser científico

Foto: AFP

Foto: AFP

A pesar de ser mellizos, los hijos de Mariah Carey, Monroe y Moroccan, tienen personalidades radicalmente diferentes. La pequeña parece haber heredado el talento musical de sus padres, por lo que la cantante no descarta que decida seguir sus pasos, pero su hermano ha demostrado ya sentir más inclinación hacia la ciencia y, más en concreto, la química.

"Son muy diferentes, tienen su propia personalidad. Para mí los dos son estrellas, pero si quieren dedicarse a otra cosa... A Rocky le encanta hacer pociones y quiere ser científico, pero a la señorita Monroe le encantan los escenarios, aunque todavía es algo tímida", contó la cantante al portal Extra.

Aunque actualmente Mariah está felizmente comprometida con el millonario australiano James Parker, sigue manteniendo una estrecha relación con su exmarido Nick Cannon, padre de los mellizos, con quien se reúne en las fechas más familiares para que sus hijos sigan sintiendo que cuentan con una familia unida.

"Nos reunimos por el Día de la Madre. Fue bonito", confesó Mariah.

La cantante acaba de completar su gira europea, una experiencia que la ha dejado agotada aunque satisfecha tras comprobar que sus fans siguen sintiendo la misma devoción incondicional hacia ella.

"Siempre tenía jet lag... La gira fue genial, muy divertida, y los fans son maravillosos".

La única nota triste de la gira la puso la noticia de la muerte de su gran amigo Prince, de la que se enteró momentos antes de salir al escenario para ofrecer su concierto de París, durante el que pidió un minuto de silencio por el icono de la música antes de dedicarle su canción 'One Sweet Day'.

"Me enteré antes de salir al escenario y me quedé boquiabierta, no sabía cómo iba a superarlo. A él no le gustaba que la gente interpretase sus canciones, yo no lo sabía cuando versioné 'The Beautiful Ones' hace años y me dijo: 'Hubiese preferido tu tema 'Honey'...'. Yo le contesté: 'Lo entiendo, no hay que versionar tus canciones'. Esa noche podría haber cantado una de sus canciones, pero preferí dedicarle 'One Sweet Day'", recordó la cantante.

 

Publicidad