Se encuentra usted aquí

El exmarido de Avril Lavigne fue amenazado de muerte por un acosador de la cantante

Deryck Whibley tuvo que hacer frente a las consecuencias de estar casado con lacantante, soportando incluso amenazas de muerte.

El exmarido de Avril Lavigne fue amenazado de muerte por un acosador de la cantante

A lo largo de los cuatro años que estuvo casado con la cantante Avril Lavigne, el líder del grupo Sum 41 Deryck Whibley tuvo que soportar las consecuencias de la fama mundial de su ahora ya exmujer, lidiando con algunos fans obsesivos e incluso con un acosador que llegó a amenazarle de muerte.

"Mi exmujer tenía muchos acosadores. Y estar casado con ella hacía que quisieran ir a por mí. De hecho, hubo un hombre de Reino Unido que empezó a mandarme amenazas de muerte", confiesa ahora Deryck a la revista Vice.

Al principio el músico no era consciente de la gravedad de la situación, hasta que las autoridades le alertaron de la 'profesionalidad' del acosador de su entonces mujer, que nunca dejaba ningún rastro que pudiera ayudar a identificarle en las cartas que le enviaba.

"Era muy raro, porque las cosas que me mandaba no tenían huellas dactilares, lo cual indicaba que era más cuidadoso y 'sofisticado' de lo que es habitual en estos casos. Resultó que era mucho más serio de lo que parecía, y por alguna extraña razón quería matarme de verdad. Por suerte el FBI le encontró", aseguró.

Después del final de su matrimonio con Avril Lavigne, Deryck, casado con la modelo Ariana Cooper desde 2015, atravesó una época muy oscura marcada por el abuso del alcohol, que precipitó su ingreso en el hospital a causa de un fallo hepático y renal que casi le cuesta la vida.

Tras ese susto, el músico dio un giro a su vida para dejar atrás los malos hábitos y continuar con Sum 41, a pesar de que en 2011 todos sus miembros se habían planteado separarse.

"Sí que pensé que la banda había muerto. De hecho, en su momento dije que no volvería. No sabía si quería seguir en el grupo. Cuando acabamos la gira del disco 'Screaming Bloody Murder' en 2011, el último álbum, no sabía si iba a volver a hacerlo de nuevo. Estuvimos de gira con ese disco durante tres años seguidos y acabamos muy quemados. Y nos preguntábamos: '¿Qué más vamos a hacer?'. Daba la sensación de que se había terminado", reconocía recientemente el intérprete en declaraciones exclusivas a la agencia BANG Showbiz.

 

Publicidad