Se encuentra usted aquí

El equipo de Adele se somete a revisiones médicas periódicas para no contagiarla con alguna enfermedad

La cantante ha tomado medidas extremas para evitar volver a enfermar durante su gira, haciendo que un médico le indique qué miembros de su equipo están sanos.

El equipo de Adele se somete a revisiones médicas periódicas para no contagiarla con alguna enfermedad

Adele durante su concierto en el Staples Center de Los Ángeles. Foto: AFP

Adele durante su concierto en el Staples Center de Los Ángeles. Foto: AFP

La cantante Adele ha contratado a un médico para que examine a los miembros del equipo de su gira una vez a la semana y determine quiénes de ellos están lo suficientemente sanos como para que la estrella pueda tocarles e interactuar con ellos sin miedo a que la contagien ninguna enfermedad. Con esta curiosa medida, la intérprete espera evitar tener que cancelar más conciertos por problemas de voz, tal y como ya sucedió con su concierto de Arizona.

"Tuve que cancelar un concierto de mi gira en Phoenix, Arizona, porque no me encontraba bien y nunca me he sentido tan devastada en toda mi vida. Tenemos un médico que viene una vez por semana y le da una placa a algunas personas, y quienes la reciben son las personas a las que puedo acercarme y saludarlas y tocarlas sin problema. Si no tienen placa, pasan a estar en cuarentena", afirmó la intérprete durante su concierto en Michigan, según se hace eco el periódico The Sun.

Con la intención de recuperarse completamente tras sufrir un catarro, Adele decidió tomarse un descanso de dos semanas en su casa de Los Ángeles, pero desgraciadamente lo único que consiguió fue regresar al trabajo con una molestia distinta a sus problemas de garganta después de quemarse al tomar el sol sin protección.

"Acabo de tener dos semanas de vacaciones. Estuve en Los Ángeles pasándomelo bien y tomando el sol sin nada de crema solar, por lo que estoy muy, muy quemada debajo de toda esta ropa", aseguró ante la audiencia.

Adele recurrió el pasado agosto a su cuenta de Instagram para publicar un vídeo en el que anunciaba a sus millones de seguidores que iba a cancelar su concierto en Phoenix (Arizona) debido a un importante catarro que no le permitía estar en plena forma sobre el escenario.

"Hola a todos, especialmente a mis fans de Phoenix y de Arizona. Desafortunadamente, no podré estar con vosotros esta noche, en mi segundo concierto en la ciudad, y de verdad que lo siento. Llevo dos días con catarro, he estado forzando demasiado y, aunque disfruté mucho del concierto de ayer, creo que me pasé de la raya. Como podéis ver, el catarro me ha arrebatado lo más preciado que tengo, y si actuara hoy el espectáculo no sería demasiado bueno. De verdad que siento mucho haberos decepcionado".

Publicidad