Se encuentra usted aquí

El ataque de Susan Boyle en el aeropuerto de Heathrow fue causado por el síndrome de Asperger que padece

La cantante escocesa sufrió un colapso nervioso en el aeropuerto londinense causado por su enfermedad.

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

El pasado lunes la cantante Susan Boyle (55) tuvo que ser escoltada por la policía después de sufrir un ataque de nervios dentro de la sala de espera de la compañía British Airways en el aeropuerto de Heathrow, en Londres.

Susan pretendía coger un vuelo para volver a su Escocia natal cuando se enzarzó en una discusión con uno de los miembros del equipo de la aerolínea, que no tuvieron más remedio que llamar a la policía para intentar calmarla.

Ahora, uno de los portavoces de la cantante ha querido pedir disculpas en su nombre y explicar que su comportamiento fue fruto del síndrome de Asperger que padece.

"El incidente de Heathrow ocurrió por el síndrome de Asperger que se le diagnosticó a Susan. Es una enfermedad de por vida y una de sus muchas características son estos arrebatos. Ella sigue disfrutando de su carrera musical. Es muy importante para ella y la llena de felicidad mientras intenta encontrar la armonía entre los muchos retos que el Asperger implica", explicaba el portavoz al periódico Daily Mirror.

Susan fue diagnosticada con Asperger en 2012 y lo anunció públicamente en diciembre de 2013. Para la escocesa, este diagnóstico fue todo un alivio pues le ha permitido entender mejor su situación y sus síntomas.

"Me dieron el diagnóstico equivocado cuando era niña. Me dijeron que tenía daño cerebral. Siempre supe que era una etiqueta injusta. Ahora tengo un conocimiento más claro de lo que está mal y me siento aliviada y un poco más relajada sobre mí misma", contaba Susan en una entrevista a The Guardian en 2013.

A principios de abril, Susan sufrió otro ataque de pánico en el aeropuerto de Derry (Irlanda del Norte) por el que salió corriendo por la terminal gritando histérica que le ayudasen hasta que el personal presente pudo calmarla.

La cantante está trabajando en su próximo disco mientras intenta sobrellevar los estragos causados por su enfermedad.

"Tiene muchas cosas planeadas para este año y va a empezar a grabar su séptimo disco el próximo mes. Está cuidada por gente que la quiere y se preocupa por ella", aseguraba anteriormente una fuente al Daily Mirror.

Por: Bang Showbiz

Publicidad