Se encuentra usted aquí

Donatella Versace utiliza las redes sociales para mostrarse como una mujer dulce

La diseñadora trata de demostrar a través de redes que es una mujer normal y muy accesible a pesar de su fama y su posición en el mundo de la moda.

Donatella Versace utiliza las redes sociales para mostrarse como una mujer dulce

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

La melena rubia platino de Donatella Versace y su inconfundible moreno anaranjado han jugado un papel clave a la hora de forjar su imagen de diva que únicamente se codea con unos pocos elegidos en las altas esferas del mundo de la moda. Pero curiosamente, a la diseñadora nunca le ha gustado esa concepción que parece tener de ella el gran público, razón por la cual se animó a unirse hace ya dos años al mundo de las redes sociales para tratar de ofrecer una visión más realista de su vida cotidiana a través de vídeos en los que aparece, eso sí, vestida siempre con las prendas más exclusivas.

"Antes solía perseguirme una reputación de mujer fría, incluso desagradable. La gente no se animaba a acercarse a mí, pero ahora eso ha cambiado. Pueden ver que soy una persona abierta, a la que le gusta bromear y reírse, gracias a Instagram", reveló en una entrevista la revista W.

Ver: Donatella Versace asegura que formó un trío "peligroso" junto a las dos supermodelos británicas

Además de permitirle demostrar que aparte de divina también es humana, la esfera virtual también se ha convertido en una fuente de inspiración constante para Donatella que le ha ayudado a que los diseños de Versace sigan resultando atractivos para las nuevas generaciones.

"La redes se han convertido en una herramienta esencial en mi trabajo porque la moda es una mezcla de muchas cosas: lo que la gente joven hace, lo que se ponen, sus sueños... Yo absorbo toda esa información y después la vuelco en mis creaciones", afirmó orgullosa.

Tanta exposición a Instagram, Twitter y Snapchat ha conseguido que a sus 61 años la italiana haya acabado padeciendo lo que en inglés se conoce como 'fomo' o el miedo a perderse algo, el síndrome que afecta a muchos menores de 30.

"Lo primero que hago en cuanto me levanto es mirar todos mis aparatos. El email, mi teléfono italiano, el americano, el iPad... Los dejo todos encendidos durante la noche: ¡siempre quiero saber qué está sucediendo!".

Ver: Fotos: Famosos que fueron bellos y arruinaron sus rostros con el bisturí

Por: Bang Showbiz

Publicidad