Se encuentra usted aquí

Demi Lovato, copropietaria del centro de rehabilitación donde estuvo ingresada

La cantante es ahora la orgullosa copropietaria del centro CAST de Los Ángeles, en el que ella misma estuvo ingresada en 2013.

Demi Lovato, copropietaria del centro de rehabilitación donde estuvo ingresada

La cantante Demi Lovato se ha convertido en copropietaria de la clínica de rehabilitación CAST de Los Ángeles, donde ella misma estuvo ingresada en 2013 para lidiar con sus problemas de depresión, bulimia y adicción a las drogas, según revela en un avance de la entrevista al programa 'Sunday Morning' que se emitirá el próximo 11 de septiembre.

"¿Cuántos jóvenes de 24 años pueden decir que tienen su propia clínica? Que su influencia en el mundo de la música pop pueda servir también para hacer tanto bien es increíble", confiesa el mánager de la intérprete, Phil McIntyre, en otro fragmento de la entrevista.

Tras atravesar uno de los periodos más oscuros de su carrera, Lovato fue admitida en el centro de West Hollywood para someterse a un tratamiento gracias al cual consiguió dar un giro radical en su vida. Mike Bayer, director ejecutivo de CAST e íntimo amigo de la cantante -tanto que incluso la ha acompañado durante su gira de verano-, recuerda a la joven en aquella época como una persona cerrada que únicamente se dedicaba a dormir durante sus primeros días en la clínica y que contestaba a las preguntas con una sola palabra.

"Es verdad, era una pesadilla. Solo repetía... me gustaría poder decir qué palabra usaba continuamente, pero es muy inapropiada", reconoce la estrella de la música, que ahora no podría sentirse más agradecida con los profesionales que le ayudaron a rehabilitarse: "Gracias a eso ahora estoy sentada aquí frente a ti, viva y disfrutando de más éxito del que haya tenido nunca antes".

La intención de Demi Lovato es seguir ayudando a tantas personas como pueda, especialmente a aquellas que sufren enfermedades mentales como ella, utilizando el altavoz que le proporciona su fama.

"Sé que suena ridículo, pero hice algo así como un pacto con Dios. Y no creo que estés obligado a hacerlo, pero en mi caso prometí: 'Si permites que me convierta en cantante, usaré mi voz para mucho más que cantar, ayudaré a los demás'".

Por: Bang Showbiz

Publicidad