¿Colombia necesita un espacio para la música y la cultura como El Chopo en México?

En este centro cultural de la capital mexicana nacieron bandas como Café Tacvba, Julieta Venegas, Zoé, Inspector y El Gran Silencio.

Foto: AFP.

Foto: AFP.

El Chopo es un espacio cultural, fundado en 1980, que se instala todos los sábados del año en la calle de Aldama, entre las calles Sol y Luna de la colonia Guerrero en Ciudad de México desde las 11:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. Allí, amantes de la música conviven en un bazar para ver y escuchar música, comprar, vender e intercambiar mercancía, discos, accesorios y elementos relacionados en su mayoría con la cultura rock. En ocasiones también se realizan firmas de autógrafos, se celebran ediciones de discos conmemorativos y se llevan a cabo conversatorios musicales de la mano de expertos melómanos que trabajan en el mismo Tianguis.

En este parche conviven escenas musicales underground como metal, ska, punk, hardcore, rock, reggae, blues, entre otras. Sin embargo, es un espacio que no excluye, sino que incluye abriéndole también las puertas a músicas del mundo.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Alex De La Riva (@adlr02) el

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🌶🎶 #vinyl #vinilo #discos #records #mexico

Una publicación compartida por Three Little Birds Records (@tlbrecords) el

 

Durante una visita a Ciudad de México, hablamos con César Salas, comisionado de actividades culturales y encargado de recibir las propuestas de los grupos que quieren presentarse en el Tianguis Cultural del Chopo para conocer más a fondo este centro cultural al aire libre y destacar su vital importancia al desarrollo musical de artistas del mundo en la imponente capital manita.

"Primero se empezó a invitar a los grupos a participar en el Tianguis Cultural del Chopo, sin embargo, con el tiempo aumentó la popularidad y las agrupaciones empezaron a llegar solas", comenta el hombre cuya labor es hacer la curaduría de los artistas y coordinar la programación de las presentaciones cada sábado en el lugar.

 

 

Cada fin de semana entre 5 y 10 mil visitantes se dan cita en este tianguis o mercado cultural para disfrutar de la música en vivo, comprar discos, camisetas, gorras y para adquirir cuanto souvenir y producto esté relacionado con la escena alternativa.

"En los inicios los grupos traían sus propios equipos para realizar el show, unos se encargaban de la batería, otros las guitarras, los bajos y así con los instrumentos que necesitaran. Esto fue hasta el año 2006 cuando se propuso alquilar un backline completo de calidad que estuviera de manera permanente durante la jornada musical de cada fin de semana. Obviamente, con una colaboración económica de las bandas participantes", agrega César.

La importancia de este espacio cultural es tanta que han llegado a tocar durante sus 39 años de existencia artistas de América, Europa, África, Asia y Oceanía.

"El país que más ha aportado talento a las presentaciones en El Chopo en su historia ha sido Argentina, seguido de Colombia. La desbandada de grupos colombianos en los últimos años ha sido enorme", enfatiza Salas.

Doctor Krápula, Nepentes, La Pestilencia, Los Elefantes, Tr3s de Corazón, Chite, Bestiärio, Radio Calavera, Ra La Culebra, Perros de Reserva, Alfonso Espriella, La Doble A, Carlos Elliot Jr, Highway, La Rural, , Donna Pierrot, Skampida, Peste Mutantex, La Real Academia del Sonido, Perpetual Warfare, Los Martes, Vulgarxito, Gutgrinder, Loathsome Faith, Convict3d, Unidad 69, Velandia y La Tigra, Alto Volumen, Electric Sasquatch, Salidos de la Cripta y Popcorn son solo algunas de las bandas colombianas que han pisado la exigente e imponente tarima de El Chopo en su historia.

 

Para César, "todas las propuestas en el Foro Radio Chopo son interesantes. Hay grupos con mejor calidad que otros, sin embargo, no discriminamos y le abrimos el espacio a todos los grupos del mundo. Creemos que todos merecen ser escuchados con la misma importancia así tengan mucha o poca trayectoria".

A El Chopo han llegado bandas de todo tipo. Ha visto crecer grupos que dieron sus primeros pasos en este centro cultural y que luego alcanzaron la fama como Café Tacvba, Julieta Venegas, El Gran Silencio, Inspector y Zoé.

 

 

Por otra parte, hay agrupaciones que, si bien no nacieron ni crecieron en El Chopo como Rata Blanca, Ska-P, Enrique Bunbury, El Tri, Los Caligaris, Draco Rosa, División Minúscula, Los Péricos, Doctor Krápula, entre otras, han fortalecido su fanaticada y catapultado su propuesta musical gracias a sus visitas a este espacio dedicado al arte musical.

"Las bandas que nos visitan de fuera de México siempre nos dicen que no existe una movida cultural y musical de este tipo en sus países. Por eso, este contacto que tienen con el público, que en la mayoría desconoce sus propuestas, es interesante para el desarrollo y el crecimiento como artistas. Además, si viniste a girar a México y no tocaste en El Chopo hiciste la tarea incompleta", comenta entre risas César.

El programador destaca que el apoyo del Estado para este emprendimiento ha sido casi nulo, sin embargo, deja claro que no es un problema, pues El Chopo siempre se ha caracterizado por su capacidad de autogestión.

"Lo que ha logrado El Chopo en estos 39 años ha sido un proceso de vida, de caminar cada sábado y de trabajar en equipo para sacar adelante estos proyectos. Ha sido un reto de convivencia, de evitar las broncas y de estar en un entorno rockero libre de la presencia de drogas y alcohol. Es importante que en países de Latinoamérica existan espacios de expresión de este tipo para promover la cultura alternativa de las grandes capitales", enfatiza Salas.

 

 

Para 2020, el famoso bazar cultural de la capital mexicana celebrará 40 años de vida, motivo por el cual ya se están empezando a gestar algunos planes y actividades para esta importante fecha.

"Queremos hacer un evento muy grande, convocar a bandas de la mayoría de países que nos han visitado y hacer una celebración que incluya conciertos y actividades durante todo el año", concluye.

Después de exponer las variadas actividades artísticas que se realizan en este espacio cultural en la capital mexicana dejamos abierta la pregunta de, si ciudades como Bogotá, Medellín, Tunja, Cali, Cartagena, o Barranquilla necesitan un espacio para la música y la cultura alternativa como El Chopo.

Es importante destacar que, en Bogotá, a través de Idartes, se realizan algunos conciertos gratuitos para la ciudadanía bajo el formato de escenarios móviles y también los populares Tortazos para la escena underground en la Media Torta. Por su parte, en Medellín hay un espacio llamado San Alejo, ubicado en el Parque de Bolívar, en donde se realizan conciertos periódicamente y que ha sido apropiado por culturas emergentes y alternativas. Sin embargo, bajo el concepto de El Chopo, no se tiene un referente por lo menos similar en nuestro país.

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El cóctel en su jugo 🎸😍

Una publicación compartida por @ monicanieto el

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Chachareando 😎 💀 🎸 #black #skull #666 #disc #smoke #beer #culture #people #clothing #rock #cdmx #mexico

Una publicación compartida por Lenin Zempoalteca Cuapio (@lenin9zc) el

 

¿Cómo hace una banda para tocar en El Chopo?

Con anterioridad, hay que ir al tianguis y entregar un demo de mínimo dos canciones al comité cultural de Radio Chopo. Dejar un kit de prensa de la agrupación y esperar el llamado del programador para coordinar la fecha de la presentación.

Hay una cuota cooperativa que ronda de 400 pesos mexicanos por banda (80 mil pesos colombianos) para pagar el sonido de buena calidad para los shows.

Siempre tocan entre 6 y 8 agrupaciones por lo que el orden de presentación es sorteado entre representantes de las bandas sin importar la trayectoria o la calidad musical e interpretativa del proyecto. Todos son tratados con el mismo respeto.

Las bandas tienen derecho a tocar entre 25 y 30 minutos y no importa el género musical que represente. Es un espacio abierto a cualquier propuesta musical underground.

 

 

Diego Armando Báez Peña - Periodista

 

Mira también:

 

 

 

 

más contenido sobre: 
Publicidad