Se encuentra usted aquí

Completamente sola: Nicole Kidman se confiesa sobre su separación con Tom Cruise

La actriz australiana no pudo evitar experimentar una angustiosa sensación de soledad tras la ceremonia de premios Óscar que la consagró definitivamente como leyenda del cine.

Completamente sola: Nicole Kidman se confiesa sobre su separación con Tom Cruise

Foto: AFP

Foto: AFP

Tras más de una década proyectando felicidad y estabilidad ante las cámaras, el por entonces matrimonio más poderoso de Hollywood, formado por Nicole Kidman y Tom Cruise, dejaba boquiabierto a la opinión pública mundial con el anuncio de su separación, a la que en 2001 siguió un mediático divorcio sobre el que corrieron ríos de tinta y que ya forma parte de la historia negra de la crónica social.

Sin embargo, lo que no había revelado hasta ahora la australiana es que, poco antes de intentar rehacer su vida sentimental con el músico Lenny Kravitz -con el que estuvo prometida brevemente-, atravesó un período de profunda soledad que alcanzó su máxima expresión precisamente cuando, de forma paralela, disfrutaba del punto álgido de su carrera profesional tras ganar el Óscar a la mejor actriz protagonista por la aclamada cinta 'Las Horas' (2002), en la que daba vida a la escritora Virginia Woolf.

"En esos momentos pensaba: 'Aún así, siento que no tengo una vida, ¿qué me pasa? ¿Con quién voy a saltar en la cama y pedir tortitas?'", ha explicado al diario The Daily Telegraph sobre la que se suponía que debía ser la noche más feliz de su carrera profesional, que acabó pasando en hotel de Los Ángeles sin más compañía que la de la estatuilla más preciada de la industria del cine.

Quince años después de vivir una experiencia tan dura, la artista puede presumir finalmente de haber alcanzado la estabilidad sentimental y familiar de la mano de su segundo marido, el músico de country Keith Urban, y de las dos hijas que tienen en común, las pequeñas Faith (6) y Sunday (9), con quienes celebrará por todo lo alto el inminente cambio de década que se deriva de su 50 cumpleaños.

"Siento como si [cumplir 50 años] fuera todo un logro, pero a veces me sigo comportando como si fuera una chica de 21 años", ha reconocido en la misma conversación, explicando además que su hermana Antonia y sus sobrinos también festejarán con ella su llegada al medio siglo de vida. Se desconoce, sin embargo, si sus otros dos hijos -los que adoptó con Tom: Isabella (24) y Connor (22)- le acompañarán en las celebraciones.

Al mismo tiempo, la reputada intérprete está inmersa en una de las etapas más prolíficas de su carrera artística, algo que queda perfectamente reflejado en el hecho de que en la recién clausurada edición del Festival del Cannes llegó a presentar hasta cuatro producciones: tres películas y una serie de televisión.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad