Se encuentra usted aquí

Chelsy Davy recuerda su relación con el príncipe Enrique: 'Fue una locura'

La exnovia de Enrique de Inglaterra define los seis años de relación que mantuvo con el príncipe como una verdadera "locura".

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

El paso del tiempo ha otorgado a la exnovia de Enrique de Inglaterra, Chelsy Davy, la perspectiva necesaria para reflexionar largo y tendido acerca de la abrumadora atención mediática que recibió durante su intermitente relación sentimental con el príncipe, y cómo este acoso afectó tanto a su personalidad como a su noviazgo, que llegó a su fin en 2010 tras seis años de duración.

"Fue duro. Fue muy intenso: una verdadera locura, resultaba aterrador e incómodo. Me resultaba muy difícil lidiar con todo ello cuando las cosas se ponían difíciles. No era capaz. Era joven, intentaba ser una chica normal y fue horrible", recordó en una entrevista al periódico The Times.

Aunque la joven era consciente de que la imagen poco halagüeña que la prensa reflejó en su momento de ella se trataba de un daño colateral derivado de su noviazgo con un miembro de la familia real británica, en el fondo no podía evitar sentirse dolida al comprobar cómo otros aspectos de su vida -incluido el hecho de que trabajara en el despacho internacional de abogados Allen & Overy- eran completamente ignorados.

"Me gusta disfrutar de la vida, me gusta conseguir mis objetivos y soy muy ambiciosa. Puedo comprender que nadie supiera lo duro que trabajaba, yo no lo iba pregonando. Pero si sales de fiesta una sola vez, ya te sacan una foto, pero no te fotografían también cuando vas de camino al trabajo cada mañana, la única imagen que hay es una tuya cayéndote en un club a las cuatro de la madrugada", lamentó.

Tras su ruptura definitiva con Enrique, Chelsy decidió refugiarse en su Zimbabue natal para recuperar el control de su propia vida y reconducir su carrera profesional, lo que le ha llevado a pasar de trabajar como abogada a lanzar su propia línea de joyas de lujo.

"Fue una verdadera locura", insiste Chelsy. "Esa fue la razón por la que lo único que quería hacer era regresar a África. Pero, todo se ha calmado, estoy bien".

Ahora, la bella joven no descarta la posibilidad de retomar algún día el contacto con el príncipe Enrique para intentar recuperar al menos la amistad: "No tengo ni idea [de si podría ser posible".

Por: Bang Showbiz

Publicidad