Se encuentra usted aquí

Cameron Douglas funda una organización benéfica para ayudar a otros adictos

El hijo de Michael Douglas está reconstruyendo su vida tras ser puesto en libertad, consiguiendo un trabajo en una productora y fundando su propia organización benéfica.

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Hijo de Michael Douglas fue puesto en libertad tras siete años de cárcel

El hijo del actor Michael Douglas, Cameron, ha comenzado a reconstruir poco a poco su vida tras ser puesto en libertad recientemente después de cumplir una sentencia de casi siete años por tráfico de drogas. Cameron (37) ya ha encontrado trabajo en una productora, e incluso ha contratado a un profesor de interpretación, pero ante todo su principal objetivo es ayudar a otras personas con problemas de adicción a través de la nueva organización benéfica que acaba de fundar.

"Ha aprendido la lección y está totalmente concentrado en su objetivo. Toda esta experiencia le ha enseñado lo importante que es el tiempo, y no quiere perder ni un minuto más", asegura su amigo Noel Ashman en un comunicado enviado al New York Post. "Ha fundado una organización benéfica que le tiene muy ilusionado para ayudar a otros drogadictos".

Aunque entre los planes del hijo de Michael Douglas también se encuentre retomar su carrera interpretativa -participó en cuatro películas antes de su ingreso en prisión-, por el momento se está centrando en recuperar el tiempo perdido con su familia.

"Cameron está recuperándose junto a su familia. Se siente afortunado de tener una oportunidad de contribuir positivamente a la sociedad. Y se siente inmensamente agradecido por el apoyo y los ánimos que ha recibido", añade.

Actualmente Cameron, que mantiene desde hace poco una relación sentimental con la instructora de yoga Viviane Thibes, reside en un centro de reinserción social en el Bronx (Nueva York) en el que no se permite el uso de teléfonos móviles de última generación y en el que solo tiene acceso a ordenadores para buscar trabajo. Además, únicamente se le permite abandonar las instalaciones durante doce horas cada día y a su regreso debe someterse a un test de drogas. Según las palabras de uno de los residentes del centro, Kenny, el hijo de la estrella de Hollywood es una persona "respetuosa" con sus compañeros, que vive centrada en su rehabilitación.

"Es un buen tipo. Es muy respetuoso. Aquí dentro no se habla de la cárcel. Intentas enterrarlo en tu memoria, no quieres pensar en ello. Creo que está en el buen camino para rehabilitarse. Está intentando hacer las cosas de manera distinta", asegura Kenny al mismo medio.

Por: Bang Showbiz

Publicidad