Se encuentra usted aquí

Increíble, pero cierto: Bryan Cranston fue sospechoso de asesinar a su jefe

El actor y su hermano estuvieron en busca y captura como sospechosos del asesinato de un chef con el que habían trabajado en Florida y a quien detestaban profundamente.

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Hay ocasiones en que la realidad supera a la ficción en la meca del cine, como bien sabe el actor Bryan Cranston, quien vivió en su juventud la desagradable experiencia de haber estado en busca y captura como sospechoso del asesinato del que fuera su jefe.

En la década de los 70, el simpático y extrovertido intérprete acabó trabajando temporalmente en un restaurante polinesio de Daytona Beach (Florida) mientras realizaba un viaje en moto de dos años junto a su hermano por Estados Unidos. Apenas una semana después de que ambos abandonaran la ciudad para continuar con su trayecto, el chef -al que odiaban abiertamente- fue asesinado en circunstancias que daban a entender que el crimen podría haber sido cometido por los dos jóvenes.

"El chef del restaurante era un hombre llamado Peter Wong. Era un chef muy bueno, pero una persona detestable. Fue la primera persona a la que nada más conocer pensé: 'Oh dios mío, odio a este tipo'. Creo que nunca antes había odiado a alguien tanto como a Peter Wong. No era un tipo agradable. Era miserable y mala persona, y nos gritaba e insultaba", recordó sin pudor el intérprete en el programa 'The Tonight Show Starring Jimmy Fallon', antes de explicar cómo todo el personal de cocina fantaseaba con asesinar a Peter, en su caso cortándole en rodajas lentamente.

Cuando las autoridades acudieron a entrevistar a los empleados del restaurante y descubrieron que los hermanos Cranston habían 'desaparecido' poco después del momento en que se calculaba que había muerto su jefe, no dudaron en emitir una orden de arresto contra ellos.

"Las autoridades preguntaron a todo el mundo si alguien había hablado alguna vez de herir o matar a Peter Wong, y los camareros respondieron: 'Sí, todos nosotros'. Así que preguntaron si había alguien que se hubiera marchado recientemente, y les dijeron que los hermanos Cranston se habían ido hacía una semana, y la policía dijo que eso encajaba en la secuencia de los hechos. Así que informaron por radio al resto de patrullas de cuáles eran las matrículas de nuestras motocicletas para detenernos... ¡Estaban buscándonos! Y nosotros estábamos en algún sitio perdido de Carolina del Norte".

Por: Bang Showbiz

Publicidad