Se encuentra usted aquí

Britney Spears revela que no se ha librado de tener 'malas citas' pese a su fama y belleza

Una de las peores citas de la cantante fue con un hombre que le gustaba desde hacía tiempo, pero que sin embargo no parecía corresponderla.

Britney Spears revela que no se ha librado de tener 'malas citas' pese a su fama y belleza

Britney Spears durante su presentación en los MTV Video Music Awards el pasado domingo. Foto: AFP

Britney Spears durante su presentación en los MTV Video Music Awards el pasado domingo. Foto: AFP

Ser una estrella del pop no le ha garantizado a Britney Spears la suerte en el amor. Además de tener un matrimonio fallido a sus espaldas (con Kevin Federline, padre de sus dos hijos), la cantante también ha vivido una serie de citas desastrosas a lo largo de su historial sentimental, incluida una con un hombre que le gustaba de verdad, pero que tristemente no sentía lo mismo por ella.

"En una ocasión tuve una cita horrible. Y lo digo en serio, fue muy mala. Llevaba soltera mucho tiempo y salí en una cita con un chico que me gustaba mucho. Me puse muy nerviosa, pensando que a lo mejor no le gustaba. Esa misma noche me subí a la báscula y vi que había perdido casi tres kilos. Fuimos a ver una película, pero noté rápidamente que no iba bien. Fue un poco incómodo. Así que después del cine, volví a casa y así acabó todo. Sencillamente no funcionó...", confiesa la intérprete en una entrevista a la edición británica de la revista Marie Claire.

Britney decidió tomarse ese rechazo con deportividad y como una prueba más de que ser rica y famosa no significa que no tenga que enfrentarse a los mismos sinsabores de la vida que el resto de mortales.

"La realidad es que yo no le gustaba. A mí él sí, y lo sabía. Pero era evidente que no sentía lo mismo que yo. Le puede suceder a cualquiera, ser una celebridad no te hace diferente en ese sentido", reflexiona.

Ahora los dos grandes amores de la cantante, que recientemente confesaba haber dejado de creer en el matrimonio, son sus hijos, Jayden (9) y Sean Preston (10), los únicos que han conseguido hacerle sentar cabeza y ayudarle a superar sus problemas pasados.

"Convertirme en madre y estar mis hijos ha conseguido que me acepte mucho más. Soy su madre, todo lo demás no importa. Eso ha supuesto una gran revelación para mí a lo largo de los años".

Publicidad