Se encuentra usted aquí

Britney Spears llegó a dormir en un parqueadero por su adicción a las drogas

El exmánager de Britney Spears, Sam Lufti, luego de una batalla legal, ha develado oscuros momentos de la vida de la cantante.

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

El exmánager de Britney Spears, Sam Lufti, ha denunciado a la cantante por "impago de salario", lo que ha desembocado en una batalla legal que ha develado oscuros momentos de la vida de la cantante. Los documentos presentados en el juzgado, a los que ha tenido acceso TMZ, confirman que Britney tuvo problemas de consumo de drogas.

Según los informes presentados por la defensa de la cantante, cuando Lutfi se convirtió en su mánager en 2007, Britney estaba pasando por un momento muy difícil en su vida distanciada de su familia y envuelta en un complicado divorcio con Kevin Federline y una batalla legal por la custodia de sus dos hijos, Jayden (9) y Sean (10).

"Además, estaba luchando contra su problema de drogas. El 1 de octubre de 2007, Britney perdió la custodia legal de sus dos hijos y pasó la noche en un aparcamiento, después llamó a Sam y le dijo que era en la única persona en la que confiaba", relata el informe.

El conflicto legal comenzó en 2012 cuando Lutfi denunció a Britney y a sus padres Lynne y James Spears por incumplimiento de contrato, injurias y difamación, después de que la madre publicase su biografía, 'A través de la tormenta: Una historia real sobre la fama y la familia en el mundo de los tabloides", en la que aseguraba que, en 2007, Lufti había manipulado a Britney, drogándola, cortando sus comunicaciones y manejando a los paparazzi para convertirse poco a poco en su guardián y mánager.

No obstante, Lufti alega que el contrato por el que se convirtió en su mánager era legal y que las condiciones que le impuso a la cantante eran que dejase las drogas, le diese el 15% de sus ganancias y que le permitiese crear el equipo que él creyese necesario para sacar adelante su carrera.

La relación entre Lufti y Britney terminó en febrero de 2008 cuando su padre, James, consiguió que un juez le diese la tutela. En ese momento, la princesa del pop estaba internada, en contra de su voluntad, en un hospital psiquiátrico de Los Ángeles, en el que permaneció 14 días, a causa de un colapso nervioso.

Por: Bang Showbiz

 

Publicidad