Se encuentra usted aquí

Ana de Armas se despide de Budapest y del rodaje de 'Blade Runner'

La guapa actriz agradece al director de la secuela del clásico de los 80, Denis Villeneuve, la oportunidad de haber compartido cartel con tantas caras conocidas del séptimo arte.

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

Instagram photo by Ana de Armas

La actriz Ana de Armas ha anunciado en Instagram el final de su trabajo en el rodaje de la película 'Blade Runner 2049' -secuela del clásico de 1982 protagonizado por Harrison Ford-, durante el que había permanecido inusitadamente apartada de las redes sociales y ha querido despedirse así tanto de la ciudad que se había convertido en su hogar durante las últimas semanas como de sus compañeros de trabajo.

"Es el fin, mi gente. Y me despido con mucha tristeza.

Gracias al maravilloso y talentoso equipo y actores con los que tuve la suerte de trabajar en la película más increíble que he hecho. Os echaré mucho de menos! (sic)", escribió la intérprete tanto en inglés como en español junto a una imagen de la capital húngara antes de añadir un mensaje de especial agradecimiento a Denis Villeneuve, director de la cinta y responsable de darle una oportunidad tan importante a nivel profesional. "Gracias Denis, por este regalo. Te adoro!".

Tras más de dos años peleando por hacerse un hueco en la meca del cine, la participación de Ana en una superproducción en la que comparte reparto con Ryan Gosling, Jared Leto y el mismísimo Harrison Ford parece la confirmación definitiva de que es uno de los rostros emergentes de la industria después de su papel secundario en 'Juego de armas', en la que compartía cartel con Jonah Hill y Miles Teller. El éxito que está cosechando ahora la joven de 28 años por su duro trabajo resultará sin duda más satisfactorio debido a lo difícil que le resultó en un principio adaptarse a una ciudad tan grande como Los Ángeles.

Instagram photo by Ana de Armas

"Me costó muchísimo hacer amigos, hay que tener en cuenta que aquí vive mucha gente y es difícil encontrar tu círculo. En mi caso más, porque me cuesta mucho hacer piña con la gente, soy muy reservada. No me gusta hablar de ciertos temas ni que me pregunten cosas imprudentes. Cuando llega el punto en el que te considero mi amigo no me puedes callar, pero llegar a ese punto me cuesta mucho. Los Ángeles es una ciudad en la que te sientes muy sola", revelaba la cubana a la revista Glamour.

Por: Bang Showbiz

Publicidad