Se encuentra usted aquí

Alanis Morissette prefiere no enterarse de lo que el mundo piensa de ella

La cantautora asegura que no suele leer los comentarios que sobre ella circulan en la esfera virtual, al entender que solo un 20% de ellos le resultarían constructivos.

Alanis Morissette prefiere no enterarse de lo que el mundo piensa de ella

Foto: AFP

Foto: AFP

Aunque ya no goza del mismo nivel de popularidad y reconocimiento que generaba su figura en la década de los 90, la cantante Alanis Morissette es consciente de que los medios de comunicación y la opinión pública siguen muy interesados en ciertos aspectos de su vida personal, sobre todo desde que saliera a la luz que la intérprete había sido víctima de una estafa de gran magnitud por parte de su propio exmánager.

 

A post shared by Alanis Morissette (@alanis) on

Esta circunstancia podría explicar por qué la que fuera una de las cantautoras más aclamadas de la industria prefiere utilizar con mucha cautela aquellas herramientas de la esfera virtual, aunque ella ha optado ahora por justificar su aparente aislamiento haciendo alusión al carácter algo superficial y negativo de muchos de los contenidos que por allí circulan.

"Llega un momento en el que tienes que dejar de leer los comentarios de la gente, creo que llevo unos 20 años sin hacerlo. Creo que el 80% de las cosas que la gente dice son una mera proyección de lo que quieren ser y quizá el 20% sean mensajes de los que pueda aprender algo. Pero no, prefiero no entrar en esa dinámica. Solo me interesan las opiniones de aquellas personas cercanas a mí, aquellas que me pueden aportar algo de valor", explicó la artista en el podcast de la actriz Anna Faris, en un programa grabado con anterioridad al anuncio de la separación entre la mencionada intérprete y su ya exmarido Chris Pratt.

Desde el punto de vista de la intérprete canadiense, desde ciertos sectores de la prensa y las redes sociales se emiten demasiados juicios de valor que no tienen en cuenta las circunstancias personales de las figuras públicas de las que opinan, hasta el punto de entrometerse en aspectos puramente personales de su vida que, todo sea dicho, no les conciernen lo más mínimo.

"Esos niveles de escrutinio pueden ser muy irritantes, especialmente cuando escuchas comentarios del tipo: 'Oh, mira qué buen trabajo está haciendo con su hija'. Quizá hay gente que espera que me comporte como una especie de Virgen María. No sé, me parece una locura que la gente pueda llegar a observarte hasta esos niveles", añadió la artista, casada con el artista Mario Treadway, en la misma conversación.

Alanis Morissette reconvierte su disco 'Jagged Little Pill' en un prometedor musical 

Publicidad