Sinopsis

Toda una Dama

Por una injusticia del abogado fiscal Miguel Reyes,  la bella y rebelde Valeria Aguirre pierde siete años de su juventud recluida en una cárcel, pagando por un delito menor que en realidad tiene una pena máxima de un año. Al cumplir su condena, Valeria sufre un percance con una reclusa que la deja temporalmente ciega. Estando en el hospital, Miguel va a visitarla y cambia su identidad.  De esta manera, la ex convicta con sus ojos vendados, se enamora del abogado sin saber que es él el hombre al que tanto odia y de quien desea vengarse a como de lugar. Valeria se roba el corazón de Miguel, quien en el fondo no tiene la culpa de que su amada haya estado presa, sin embargo, cargando con un sentimiento de culpa inconmensurable, este hombre es consciente de que ella nunca podrá perdonarlo.  En vista de un mal porvenir amoroso, el abogado intenta desaparecer y alejarse definitivamente para olvidar a esta impredecible mujer. Disfrutando de su regreso a la libertad, Valeria se reencuentra con las hermanas Romero, bondadosas  personas que la criaron y quienes son capaces de dar sus vidas por ella. Entre tanto, el destino de estas dulces señoras está ligado a la temible y resentida Imperio Laya, quien desde niña tuvo que soportar una vida triste porque fue vendida a un hombre que la violó y la dejó embarazada. Después de dar a luz, Laya fue engañada con que su bebé había muerto. Lo que ella no sabe es que su hija está con vida y es Valeria. El amor entre Miguel y Valeria se verá obstaculizado por su pasado y por una gran cantidad de problemas provocados por Imperio, quien se enamora del apuesto abogado y se propone destruir ese fuerte laso que hay entre el hombre que despierta todas sus pasiones y la hija que desconoce. Solo una serie de giros inesperados y misteriosos harán parte del desenlace de una historia llena de confusiones, mentiras, desilusiones, reconciliaciones y sorpresas. ¿Podrá el odio ser más fuerte que el amor?

Compartir esta historia: